También por correo electrónico...

martes, 2 de junio de 2009

Pensando en tí.


Ahora que ya ha pasado la nube, quiero acordarme del amigo Benedetti.

Con Benedetti descubrí que los días, además de horas, estaban hechos de pedacitos. Y que los militantes de izquierdas, además de tener puños en las extremidades superiores para levantarlos frente a la injusticia, también teníamos yemas en los dedos, para sentir y hacer sentir el placer de estar vivo, y que no había contradicción alguna, e incluso que lo primero sin lo segundo, no tenía sentido.

Aprendí la dulzura de ser un hombre bueno, y fue fantástico descubrir que también habían hombres delicados y sensibles, con capacidad de amar y de dar la vida, por la vida!.

Haber conocido a Benedetti, es una de las cosas más grandes que guardo “en mi cajita de la vida”.

Me siento extraño, cuando pienso que no me a pena que te hayas muerto, sabiendo que quizás sea esta, la primera vez que me ocurre con alguien realmente querido.

(Y cuando me ocurre, en ese preciso momento, sonrío, pues se que no siento tu ausencia, por que es imposible separarte de mi vida.)

Poco puede la Muerte con gente como tú!.

Gracias por defender la alegría.

E.


3 comentarios:

xanti dijo...

holaaaaa111 te esperaba, sabia que su muerte no te sería indiferente, que te asomarias por esta ventana.Como lo llevas todo, te añoro, añorotu vitalidad tu sonrisa traviesa...como va tu malaltia....como estan las rocas por esos barrancos...y tus planes para la operación '' te cudra enlas fechas que querías????? a pesar de las dificultades espero que en algun momento cojas un ratito para una cerveza y unas risas, te contamos lo que seguimos haciendo en el grupo......un abraç
i un bes el mes erótics que puguen arribar per estes xarxes.
Santi

Ernesto dijo...

Hola perla!, pues aquí estoy como una moto con un montón de historias que me mantienen de cuerpo y alma.
(Antes de nada decirte que, gracias de corazón por tu trabajo, por estar ahí y darle al blog vidilla.)
Me operan la última de julio o primera de agosto el Hospital Quirón.
ESta mañana he estado con el anestesista y me ha dicho que estoy como un roble, que todas las pruebas están bien.
Tengo mono, ganas de estar con vosotros, de escucharos y de saberme escuchado y entendido como sólo lo siento con la gente como tú.
Besos, achuchones, Santi.
E.

Oscar dijo...

Hola Ernesto (y Santi que acabo de leerte), gracias a los dos por seguir ahí!
Yo comparto contigo la alegría por la vida de Mario que aun perdura, fue sin duda alguna un amigo cercano y sencillo que dejó una huella profunda en la conciencia universal del ser humano, y así mismo marcó un periodo muy importante de mi vida. Me gustaría contribuir al humilde homenage desde este blog recordando uno de sus poemas del alma, con los que era capaz de traer a lo cotidiano y dar forma con la punta de su pluma, a sentimientos y emociones tan fugaces e innombrables como el silencio. Este trata de lo que yo denomino el "amor eterno", sin exigencias, sin reproches, sin expectativas, y sin reservas....

...HAGAMOS UN TRATO
Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

eternamente, Mario Benedetti