También por correo electrónico...

lunes, 21 de mayo de 2012

LA SOLEDAD




La soledad es un sentimiento que la naturaleza humana no siempre ha rechazado, y en el cual la mayoría alguna vez nos hemos visto inmersos, bien por causas ajenas o bien por voluntad propia, dos tesituras muy diferentes que hacen que la misma tome dos vertientes bien definidas.
Una, la más demoledora, sería la referida al abandono (bien voluntario o bien impuesto por los vaivenes de la vida). Abandono tanto de seres queridos, como de amistades, incluso el desapego de las vivencias que han conformado nuestra vida y por ende nuestra existencia. Esto puede conducirnos a los túneles más oscuros del alma, arrasando con todo cuanto encuentra a su paso y sumergiéndonos en el más profundo de los letargos, eso que los más avezados en cuestiones de salud mental definen como depresión, algo de lo que todos huimos pero que no siempre somos capaces de eludir, sobre todo en los tiempos que corren.
La otra vertiente de la soledad, con la que me quedo, y que creo que es hacia donde todos deberíamos orientar nuestro camino, es el de su uso como herramienta para el crecimiento personal, aunque reconozco que primero debemos de gozar de cierta paz interior que nos permita estar con nosotros mismos con un mínimo de aceptación, pues sabido es que somos nuestros peores enemigos a la hora de enjuiciar nuestros actos, lo que muchas veces nos lleva a una huida hacia adelante carente de sentido, lo cual no excluye poder vislumbrar esa tan buscada lucecita que esperamos nos conduzca a la anhelada salida del túnel.
También es cierto que muchos de los logros de las distintas civilizaciones se han debido a la soledad, bien fuera ésta buscada o impuesta. Los grandes filósofos, científicos y demás mentes pensantes del planeta han hecho de la soledad su mejor compañera y herramienta como forma de interiorizar y posteriormente plasmar todo aquello que ha ido conformando el compendio del saber, eso que cada civilización ha definido como cultura.
Como veis no he querido dramatizar en exceso el concepto que tengo de la soledad, y he optado por la vía positiva, que es la que creo que nos puede ayudar a seguir el camino, aunque he vivido en primera persona lo difícil que resulta reconciliarse con uno mismo cuando esta soledad es impuesta y prolongada en lugar de una soledad elegida y pasajera. Pero la vida no siempre nos deja elegir, y como un bote a la deriva tenemos que hacer la travesía contra viento y marea, así que mejor que cuando nos arrastre la ola lo haga a favor.
De hecho esta soledad, confieso pasajera, es la que me ha permitido escribir estas reflexiones, cosa que antes, y no por falta de soledad, nunca me había permitido. Además debo decir que hasta que no he empezado a dejar correr la tinta por el papel, no sabía si sería capaz. Claro que uno no siempre es consciente de sus habilidades hasta que se toma el tiempo para ponerlas en práctica, tiempo que nos ofrece la soledad, en cuanto que ésta se convierte en un espacio para dar rienda suelta a ese tipo de cosas de las que nunca nos creímos capaces, pero que probablemente anidan en nosotros, desde la más complicada tarea a la más trivial de las actividades cotidianas.
Solo añadir que hoy cuando esto escribo, la soledad juega a mi favor, me predispone para disfrutar de la luminosidad envolvente de la primavera, del sol incipiente que asoma tras las nubes conquistando ese espacio infinito llamado cielo, y que aporta calidez al momento, y del canto de los pájaros que inunda el jardín de mi casa, bendita soledad que me permite escribir estas líneas.


Emilio Sanchís

miércoles, 9 de mayo de 2012

ESTOY MÁS QUE HARTO Y NO PIENSO SEGUIR SOPORTÁNDOLO!

ESTOY MÁS QUE HARTO Y NO PIENSO SEGUIR SOPORTÁNDOLO!

Esta mañana he llegado a la ciudad arrumado con la noticia de Bankia, y casi vomito; hoy, que en la Universidad hay convocada una manifestación contra el aumento de las tasas y la degradación de la calidad de la enseñanza… me desayuno con la obscenidad de que Bankia, se saneará con dinero público…

Soy autónomo, y las cosas empiezan a ponerse cada vez más cuesta arriba en mi medio de vida, y empiezo a preocuparme seriamente sobre cómo poder continuar. Hoy martes -y cada día- veo a mi alrededor como la gente sufre y como este Gobierno de mieeerda nos insulta a diario con sus mentiras, con sus políticas... 
 Hay toda una estrategia para que la gente no responda y permanezca en estado shock ante el arsenal de recortes imposibles de digerir, que la gente se pregunte: esto, está ocurriendo de verdad?.
Intento hacer cosas para que la gente se cuestione todo, porque esto tiene que acabar, porque tenemos que cambiar la manera como vemos las cosas.
 Bertolt Bretch decía en la Loa al Estudio:
"Repasa la cuenta,
 tú  tienes que pagarla. Apunta con tu dedo a cada cosa
y pregunta: “Y esto, por qué?"

Pues sí, todo esto está ocurriendo y estoy más que harto y no pienso seguir soportándolo.
Por eso este sábado saldré a la calle para gritar BASTA!, y denunciar que no quiero ser mercancía en manos de políticos y banqueros.
En Valencia, a las 6 de la tarde en San Agustín este sábado 12 de Mayo.

miércoles, 18 de abril de 2012

Vídeo-cuña "¡Toma la Noche!": contra todas las formas de violencia machista.

Vídeo-cuña "¡Toma la Noche!"
http://transfeminismosvlc.blogspot.com.es/2012/04/video-cuna-toma-la-noche.html

sábado, 14 de abril de 2012

A la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía: “Soy Ernesto Rodrigo y convoco a toda la ciudadanía a manifestarse “activamente”

A la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía:

“Soy Ernesto Rodrigo y convoco a toda la ciudadanía a manifestarse “activamente” en la calle o en cualquier otro lugar y por cualquier medio o forma el próximo 12 de Mayo, contra este gobierno de mierda, sus recortes y su política regresiva y represiva. “

Esta es mi respuesta al anuncio intimidatorio del Ministerio del Interior, de reformar el código penal para criminalizar cualquier oposición a la nefasta política de recortes del Gobierno.

Esta es mi respuesta al anuncio del Ministerio de Interior, de que se considerará un delito de integración en organización criminal la convocatoria de este tipo de movilizaciones, que podrían tener una pena de hasta dos años de cárcel para los convocantes.

La Constitución Española en su Artículo 21 dice al respecto:

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.

Además de enterrarnos en la miseria más miserable, quieren enterrarnos en el lodo de la complicidad de tragar sin respirar, de dejarnos morir hacia adentro sin rechistar.

Pues se equivocan de plano y todas estas intimidaciones en vez de miedo, nos están enseñando que ahora, AHORA, es más necesario que nunca salir a la calle con más determinación, con más denuncia, con más energía para que no avancen ni un palmo más. Porque si no es así, y siguen avanzando, van a arrasar con todo.

He visto en Valencia a jóvenes de pocos años enfrentarse a las porras, cascos y escudos de los antidisturbios sólo con sus manos vacías denunciando los recortes… y los he visto ser apalead@s sin pudor, con saña, con la cobardía más infame. Y no han podido con ell@s.

Ni los golpes ni las detenciones han podido con su dignidad y en Valencia y en muchas otras ciudades han salido a la calle SIN MIEDO.

Y es que, las calles que pisamos en cada jornada de protesta, están llenas de los ecos de quienes las pisaron antes para conseguir lo que hoy tenemos. Ahora nos toca a nosotr@s defenderlos y seguir avanzando.

Y hoy 14 de abril saldremos por La República para denunciar que “con Rey no hay Democracia”

Y el 15 de Abril saldremos para denunciar que “no queremos que nuestra salud sea su negocio”

Y el 12 de mayo que ¡No somos mercancía en manos de políticos y banqueros!

Nos vemos en las calles... sin miedo. E.


sábado, 7 de abril de 2012

Gallardón o la violencia "democrática" contra las mujeres.


Lo peor de Gallardón no es su posición contra el aborto, sino que sea un hombre el que encabece la ofensiva conservadora para volver a fijar los límites de lo que es o debe ser una mujer, y que parezca dispuesto a usar el monopolio de la violencia del poder del Estado para obligarla a respetarlos.

Como la sobrecarga en lo doméstico, los techos de cristal en el espacio público y las amenazas a la libertad personal o sexual que sufren las mujeres no logran frenar su emancipación, la derecha aprovecha la crisis para agudizar las desigualdades reduciendo las medidas de conciliación en el mercado de trabajo y recortando las políticas sociales.

A nadie se le escapa que la gente sortea la crisis evitando sobrecargas que dificultan su permanencia en el mercado de trabajo y que una de las fórmulas es reducir la descendencia y retrasar su llegada, ni que uno de los métodos más reaccionarios para que las mujeres permanezcan en el hogar es aumentar el tiempo que dedican a la crianza.

Qué mejor forma de lograrlo que incrementar los partos no deseados cuestionando la píldora del día después y la madurez de las mujeres para decidir si quieren culminar sus embarazos. Dice que defiende "la libertad de la maternidad" para no decir que pretende imponer la maternidad sin red de apoyo a todas las embarazadas. Un bonito ejemplo de su forma de quitar derechos aparentando que los defiende.

Los derechos reproductivos de las mujeres son, junto al acceso a la educación y la incorporación al mercado de trabajo, pilares en los que se asienta su autonomía y cuestionarlos desde el Gobierno es un acto de violencia institucional contra ellas y contra la igualdad entre los sexos.

Un ataque a las libertades que sienta un peligroso precedente de sometimiento del Estado a los postulados ideológicos de la jerarquía eclesiástica, que empobrece la democracia y busca criminalizar la libertad que se deriva de la discrepancia, obligando a asumir maternidades y paternidades que no han sido buscadas ni deseadas y devolver (en especial a las mujeres) a unos niveles de inseguridad física y jurídica que creíamos superada.

Estábamos tan acostumbrados a medir la pervivencia de la violencia contra las mujeres a partir del número de asesinatos o denuncias por malos tratos que se producen cada año o, afinando mucho, a partir de las desigualdades en los usos del tiempo, que cuesta creer que la violencia machista que busca limitar las libertades de las mujeres y reducir sus oportunidades proceda del uso "democrático" de las instituciones del Estado.

Los hombres por la igualdad sabemos que no basta con constatar que nuestra presencia en las manifestaciones del 25 de noviembre hace tiempo que ha dejado de ser anecdótica, con saber que los micromachismos son el caldo de cultivo en el que germinan, se desarrollan y se legitiman las desigualdades, ni con llevar con nuestros mensajes a los hombres que Josep-Vicent Marques denominaba varones sensibles y machistas recuperables.

Sabemos que los hombres podemos y debemos oponernos a esta ofensiva contra las libertades en todos los frentes, poniéndole cara a la igualdad compartiendo los cuidados al tiempo que pedimos la igualdad de derechos para asumirlos y que se usen los que tenemos, convencidos de que contribuyen al cambio personal, relaciones más solidarias, paternidades equivalentes y la igualdad de oportunidades ante el mercado de trabajo. También sabemos que podemos contribuir a evitar la mayoría de los embarazos no deseados.

Gallardón, es ese hombre que en tal mal lugar nos deja al resto del colectivo, ese Ministro de Justicia que nos pone tan difícil confiar en una justicia ya muy desacreditada y nos avoca a manifestar nuestra repulsa frente a todas las iniciativas, da igual que tan legales sean, que persigan incrementar las desigualdades por medio de presiones y violencias de intensidad variable tratando de convertir en papel mojado las conquistas hoy reconocidas por las leyes.

José Ángel Lozoya Gómez

Miembro del Foro y de la Red de Hombres por la Igualdad.

(enviado por Jesús Gasent)

domingo, 18 de marzo de 2012

Zygmunt Bauman: Educación Líquida


Zygmunt Bauman, sociólogo y filosofo, es conocido por ser el creador del concepto de modernidad líquida.

Vivimos en tiempos de acelerados cambios socioculturales provocados en parte por el impacto transformador de las tecnologías digitales. Son tiempos líquidos y la educación requiere nuevos modelos para construir una identidad digital como sujetos con capacidad de sobrevivir y surfear en estas aguas turbulentas.

En su libro 'LOS RETOS DE LA EDUCACION EN LA MODERNIDAD LIQUIDA' Zigmunt Bauman parte de lo que llama el “síndrome de la impaciencia”, un estado de ánimo que considera como abominable el gasto del tiempo. Así, el consumismo característico de estos tiempos no se define por la acumulación de las cosas, sino por el breve goce de éstas.

Desde esta visión se ve a la educación como un producto, más que como un proceso. Así la educación parece abandonar la noción del conocimiento útil para toda la vida, para sustituirla por la noción del conocimiento de “usar y tirar”.

Clica para ver el video

(enviado por Jesús Gasent)

lunes, 12 de marzo de 2012

8 de Marzo: Por lo que vales.

"Hoy no festejamos,

hoy reivindicamos la Lucha."

Hoy recordamos a las pioneras en la defensa de los derechos de la mujer y damos gracias a nuestras madres, a nuestras hijas, a nuestras hermanas, a nuestras compañeras… por seguir luchando, y somos cada vez más hombres los que nos alegramos de verlo.

Porque te necesitamos mujer y necesitamos que luches por ti. Porque si así lo haces, porque si crees que te mereces algo mejor y metes energía por conseguirlo, estarás consiguiendo que toda la sociedad cambie. Y necesitamos que cambie.

Aquí hemos llegado por el dejar hacer de todos y de todas… y somos responsables. Equivocarnos es nuestro derecho, que como el resto, ha costado ganarlo sangre y por eso tenemos que hacerlo valer por mucho que intenten paralizarnos haciéndonos únic@s responsables de este desastre.

El cambio necesario vendrá de otro tipo de relaciones igualitarias, donde a las personas se les valore por lo que valen, sin prejuicios:

donde a l@s polític@s se les valore por lo que valen y no por el simple hecho de serlo…

donde a l@s banquer@s se le valore por lo que valen y no por el simple hecho de serlo…

donde a la iglesia se le valore por lo que vale y no por el simple hecho de serlo…

donde la jefa se le valore por lo que vale y no por el simple hecho de serlo…

donde al compañero o compañera se le valore por lo que vale y no por el simple hecho de serlo…

donde al padre y a la madre se les valore por lo que valen y no por el simple hecho de serlo…

Porque ha llegado la hora de ser mucho más exigentes, empezando por nosotr@s mism@s y cambiar lo que no vale. Y hay mucho que tirar.

En la actualidad, la mujer sigue teniendo que demostrar dos veces que vale, negándole el espacio que le corresponde, cuando al hombre –en la mayoría de los casos- no se le pide que demuestre que es capaz de llevar lo que tiene entre manos por el hecho de ser hombre.

Y vamos a necesitar muchas manos para romper sobre sus espaldas, todos los yugos que nos quieren poner, toda esa gente de la hierba mala.Y la mujer va seguir estando ahí en primera línea, pero no acompañándonos, sino junto a nosotros. No valorar todo ese potencial sería imperdonable ahora y siempre, pero en estos momentos hacerlo, sería doblemente imperdonable.

Junt@s podemos porque lo valemos.

Besos.

E.