También por correo electrónico...

jueves, 15 de abril de 2010

Hoy es 15 de abril: Viva la República!

Las fechas son sólo eso… fechas, aunque a veces… son realmente algo muy especial, como hace 79 años, cuando elegimos República.


Las cosas pueden cambiar de un día para otro sise trabaja para ello, y con la proclamación de la II República Española el 14 de Abril de 1931, pasamos del oscurantismo de la rancia Monarquía a la ilusión progresista que la tricolor encarnaba.


En esas elecciones democráticas, una mayoría arrolladora dijo no más como nunca antes lo había dicho y en el calendario de nuestra Historia, quedaría marcado para siempre, que hasta el más duro régimen, puede cambiar si el pueblo que lo mantiene... decide dejar de hacerlo.


Y fuimos cultura y progreso, y fuimos el espejo donde se miraron muchos otros pueblos de Europa, no la de los monopolios no, ni la del pasteléo no, sino la de los pueblos que siempre están un paso por delante de quienes los gobiernan, si su dignidad y autoestima permanecen intactas.


Estoy convencido que ese es el origen de la falta de nuestro bien-estar,porque tenemos recursos humanos y materiales para prosperar, pero nos falta el empuje y la determinación para exigir dónde queremos que se utilicen.


Pero no siempre fue así, no.


En esta tierra, en este País, en los años treinta, cientos de miles de mujeres y hombres tuvieron las agallas de defender su dignidad y su derecho a vivir en paz, y en muy pocos años se consiguieron unos avances , que ni tan siquiera hoy, después de 79 años, se han alcanzado y aún menos superado.


Una vez más, rindo homenaje a aquellos hombres y mujeres que lo dieron todo por defenderla, y maldigo a quienes esconden bajo su repugnante sotana hoy, los mismos siniestros intereses, que les llevaron a sublevarse contra lo que la mayoría del pueblo español eligió democráticamente.




Hoy en día para muchas personas

ser republican@,

más que una idea

sigue siendo un sentimiento,

pero tan vivo y potente que les hace temblar como ninguna otra cosa.

E.

No hay comentarios: