También por correo electrónico...

miércoles, 29 de julio de 2009

E al que lo fallareis faciendo que lo echen dentro!


«Que no pongan fuego para quemar los montes, e más que otra cosa las encinas. E al que lo fallareis faciendo que lo echen dentro» Alfonso X el Sabio (1221-1284)
ASÍ DE SIMPLE!!!!!!!!!!

No tengo que preguntarme cómo se verá un incendio desde dentro, por que ya he estado en Él.
También he sentido mi garganta cuajada de puro miedo... al verme rodeado por las llamas y pensar que allí acababa todo.
Y he llorado y apretado los dientes cuando lo he recordado, y me he sorprendido tensando los puños pensando en quienes han sido responsables y en quienes podíamos haber hecho algo más.

Lamentablemente, mientras sigamos diciendo que los incendios se apagan en invierno en vez de poner los medios para que así sea, seguiremos viéndonos rodeados de nuestra podredumbre de hombres ocupados.
Nuestros(?) políticos, está claro que podrían hacer muchísimo más y en primer lugar, disponer de todos los medios que se encuentran en los cuarteles que pagamos con nuestros impuestos.
No quiero un cuerpo especial de intervención rápida, NO HOSTIA!, NO!. Lo que quiero es que todos los militares pro-fe-sio-na-les estén preparados y capacitados para perder el culo y jugárselo... como hacen los bomberos y hemos hecho tantos voluntari@s. Y que trabajen todo el año, Hostia! que para eso cobran todo el año!.
Estoy cabreado, aunque no lo parezca.
Hace dos días que me operaron y he tenido que padecer un año de esperas y de aguantar a incompetentes para conseguir que sucediera en mis vacaciones, por que mi baja es una mierda.
Y por fin, en vez de invertir en la pública, para no hacerme esperar, me derivan a la privada.
Y con mis impuestos de jodido autónomo pagan a la privada para que la pública siga siendo de segunda. Hay que joderse!.
Volviendo a los incendios y militronchos, sería deseable rentabilizar tantos medios materiales y humanos desaprovechados, pero al margen de eso, también sería deseable que nosotros hiciésemos algo más de lo que hacemos. Sería bueno que de una manera u otra presionáramos a nuestros ayuntamientos para que hagan su trabajo en vez de lamentarse, y que nosotros mismos, en vez de lamentarnos, participásemos también en actividades que no favorezcan la propagación del fuego y de los incendios.

Mientras tanto nos vamos civilizando un poco, me quedaré soñando con Alfonso X el Sabio:

«Que no pongan fuego para quemar los montes, e más que otra cosa las encinas. E al que lo fallareis faciendo que lo echen dentro» Alfonso X el Sabio (1221-1284)

No hay comentarios: